Consejos para encargar una traducción de calidad

Sigue estos cuatro sencillos pasos para obtener una buena traducción.

Prepara el texto para tu traducción

Asegúrate de que el texto no contiene errores

La calidad de la traducción empieza con el texto original. Para obtener los mejores resultados, empieza por asegurarte de que el texto no contiene errores ortográficos ni gramaticales.

Utiliza texto sin formato para obtener resultados mejores y más rápidos

Al hacer el encargo, tendrás la opción de subir un archivo o copiar directamente el texto en nuestro formulario de pedido. Te recomendamos hacer el pedido de los trabajos con texto sin formato para que puedas beneficiarte de la plataforma de trabajo de Gengo y sus potentes herramientas de traducción integradas. De este modo, podrás obtener una mayor calidad y consistencia, así como un plazo de entrega hasta tres veces más rápido.

Proporciona recursos e instrucciones claras

*Visita nuestra página de Política de calidad antes de hacer el pedido para asegurarte de que tu contenido se ajusta al tipo de contenido que aceptamos.

Instrucciones completas y claras

Todas las traducciones requieren orientación por parte del cliente. Tras escoger los idiomas en el formulario de pedido debes rellenar la sección "Instrucciones para el traductor" y explicarle lo que necesitas: si se deben tratar los números de una manera determinada; si algunas palabras no deben traducirse, como el nombre de una empresa; si el tono de la traducción debe ser formal o informal; etc. Las instrucciones ayudarán al traductor a comprender mejor tus expectativas y, además, le proporcionarán los parámetros necesarios para conseguir la mejor traducción posible.

Recursos y referencias útiles

Es imprescindible proporcionar el contexto y la información pertinentes al traductor para obtener la máxima precisión y calidad. Puedes añadir enlaces a tu sitio web e incluso capturas de pantalla de tu aplicación para ofrecer información de referencia sobre el proyecto. Si tienes alguna petición específica, no dudes en comunicársela al traductor a través de los comentarios.

Si tienes instrucciones mucho más concretas o quieres que unos términos determinados se traduzcan de un modo específico, es posible que tengas que crear una guía de estilo o un glosario para el proyecto. Para obtener más información, ponte en contacto con nuestro equipo de ventas.

Ayuda a tu traductor durante todo el proceso

La colaboración es esencial

Una traducción de gran calidad se consigue más fácilmente si tanto el traductor como tú trabajáis en equipo. A menudo, los traductores necesitan que se aclaren partes del texto, así que debes estar atento a las posibles dudas y contestarlas con amabilidad. Todas las preguntas que formulen los traductores te llegarán al panel de información y al correo electrónico.

Si no estarás disponible para contestar o revisar estos comentarios y peticiones, indícalo en las instrucciones. Tanto la identidad del traductor como la tuya seguirán siendo anónimas.

Revisa la traducción

Revisiones

Cuando recibas la traducción completa, dispondrás de 120 horas para revisarla. Asimismo, tendrás la opción de solicitar revisiones si consideras que se debe efectuar algún cambio. Cuando solicites estas revisiones, asegúrate de que le das al traductor las instrucciones específicas sobre qué partes deben revisarse.

Comentarios útiles

Tras aprobar la traducción, nos gustaría recibir tus comentarios al respecto y cualquier sugerencia que nos pueda ayudar a mejorar.